El estándar de la raza establece que el bulldog debe tener una cola ancha en la base que a medida que crece de afina para terminar en punta, existen algunas variantes en cuanto a longitud y forma, el ideal es que la cola pudiera llegar hasta tocar el inicio del escroto en los machos y la punta de la vulva en las hembras, siempre apuntando hacia abajo (jamás de "perrito feliz" -levantada por encima de la grupa-) ahora bien, existen variantes como la comúnmente llamada cola de tornillo o de marrano, está clase de colas no están mal y no serán penalizadas en ninguna exposición, el problema comienza en que la gran mayoría de bulldogs que hoy observamos no tienen cola, a lo más algunos un pequeño rabito, y en algunas ocasiones debido a la obesidad de algunos ejemplares sus pliegues de la grupa hacen que el rabo se vea dentro de dicho pliegue y aunque esto no es muy estético y posiblemente pudiera generar algún problema en piel por humedad si la higiene es deficiente, no obstante, no es un problema grave.

El problema en serio se da cuando descubrimos que nuestro ejemplar tiene el rabo o la cola encarnada, es decir cuando la cola crece con una dirección equivocada y en lugar de estar expuesta y desarrollarse hacia afuera, en algunos casos comienza a desarrollarse hacia adentro del cuerpo del perro, provocando muchos problemas (dolor, inflamación, movilidad, infecciones, e incluso problemas para defecar, ya que algunas veces ese crecimiento anormal presiona la glándula anal y le impide al perro defecar con normalidad)

Cuando hablamos de una cola encarnada, hablamos de un problema serio, y necesitamos eliminar ese perro de toda intención de reproducción, además que es importante mencionar que según el estándar de la raza un rabo encarnado es motivo de expulsión en un show.

El procedimiento para darle una mejor calidad de vida al bulldog que padezca este problema es quirúrgico, ya que es un padecimiento que se origina en como están alineadas las vértebras de la cola, y una vez examinando con rayos X el veterinario determinará cuál será el mejor plan para cada paciente.

No todos los perros que tienen cola de tornillo presentan este problema, así que siempre será bueno echarle un vistazo a la forma y observar donde termina (no nos vayamos a llevar la sorpresa de que no sentimos el final de la cola y que ésta está dirigida hacia dentro del cuerpo de nuestro bulldog)

Como nota de interés general y solo como paréntesis: siempre la cola de un bulldog sin importar su forma terminará en una punta, si no es así, es muy probable que te vendieron una cruza de bulldog a la que se la amputaron para que pudiera dar la apariencia deseada, al bulldog no se le debe cortar nada, desde que nacen son hermosos.


Atte
Lic Samuel Vázquez Herrera
El Arca Bulldogs
www.elarcabulldogs.com
facebook.com/elarcabulldogs
whatsapp +52 1 5538425736
CDMX/EDOMEXEnvíos a toda la República Mexicana